La concejala Yaiza Gorrín presenta una moción en la que, por ahora, al menos dos días a la semana ambas bibliotecas tengan horario vespertino

La medida tendría carácter temporal, hasta que el Ayuntamiento de Santa Cruz cubra las vacantes del personal bibliotecario para recuperar el horario habitual mañana y tarde

Yaiza Gorrín Rodríguez, concejala de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemos-Equo) pedirá este viernes en el Pleno municipal el apoyo de todos los grupos políticos para que las bibliotecas públicas José Saramago (en Añaza) y Federico García Lorca (en Ofra) abran por las tardes al menos dos días a la semana.

Así lo defiende en una moción que ha presentado con el fin de que, con carácter urgente, se restructuren los horarios del personal de estas bibliotecas del Ayuntamiento chicharrero, hasta culminar el proceso selectivo para cubrir plazas vacantes y poder así recuperar la apertura normal mañana y tarde.

En la actualidad, estas son las únicas bibliotecas municipales que solo abren por las mañanas, “impidiendo así que las usuarias y los usuarios que, entre otras circunstancias, trabajan o deben asistir a clases en horario matutino, puedan hacer uso de sus servicios, causando a estas personas un evidente perjuicio”, según expone Yaiza Gorrín en su moción.

De ahí que la concejala haya tomado esta iniciativa, en cuya exposición de motivos argumenta que “ las bibliotecas públicas constituyen para muchas personas del municipio el único recurso cultural de titularidad municipal en su barrio o distrito, y cumplen la doble función de facilitar el acceso a libros de forma gratuita para la población que no puede adquirirlos por sus propios medios así como ofrecer salas de lectura y de estudio, que también en muchos casos son los únicos lugares donde ciudadanas y ciudadanos pueden concentrarse para leer o estudiar, al no poderlo hacer en sus respectivos domicilios”.

Recuerda la representante de Unidas Podemos que la propia Constitución Española obliga a los poderes públicos a “promover las condiciones para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación ciudadana en la vida política, económica, cultural y social”.

A su juicio, los actuales horarios de estas bibliotecas chocan, además, con la filosofía y objetivos para diferentes colectivos y sectores sociales plasmados en los planes municipales, como pueden ser el Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres o el Plan de Juventud.