La concejala de Unidas Podemos, Yaiza Gorrín, pide al gobierno municipal que informe sobre su postura acerca de los más de 500 inmuebles que el Cabildo pide catalogar con un grado de protección, entre ellos los tres edificios históricos de Miraflores

Unidas Podemos denuncia que Santa Cruz se halla entre las capitales de provincia que peor ha gestionado sus conjuntos históricos y reclama que se tomen las medidas necesarias para recuperarlos

La concejala de Unidas Podemos (Podemos, Izquierda Unida- Equo), Yaiza Gorrín, ha solicitado información al gobierno municipal de Santa Cruz de Tenerife sobre sus intenciones con el patrimonio cultural, después de que «cuarenta años de Coalición Canaria en el poder hayan dejado arrasados los centros históricos con más siglos de la ciudad, el Antiguo Santa Cruz y El Toscal».

Gorrín recuerda sostiene que el «esperanzador cambio político que acontece en Santa Cruz se tiene que notar también en el patrimonio histórico, pues la herencia que legan los gobiernos encabezados por CC resulta nefasta». «Hemos llegado al año 2019 con la mitad de los inmuebles históricos del Antiguo Santa Cruz en mal estado o deshabitados y más de la mitad en mal estado de conservación e incluso en ruinas en El Toscal, además de haberse derribado, por puro interés especulativo, numerosos edificios con potenciales valores patrimoniales en toda la ciudad», diagnosticó el concejal.

Por ello, la edil de Unidas Podemos ha solicitado información sobre cuál es la postura del nuevo gobierno municipal (tanto de la alcaldesa, Patricia Hernández (PSOE) como de sus socios los concejales de Urbanismo y Patrimonio Histórico, (Juan Ramón Lazcano y Matilde Zambudio) sobre un asunto que tanto enfrentó en el pasado mandato al Cabildo y al equipo gobernante entonces en el Ayuntamiento (CC-PP), es decir, el «escandaloso» hecho de que más de 500 inmuebles que para el Servicio Insular de Patrimonio Histórico merecen un grado de protección no han sido protegidos por el Ayuntamiento, «sin que los redactores del Plan General de Ordenación -gestado durante la etapa de Miguel Zerolo- justificaran el motivo».

«La actual anulación judicial de ese Plan General abre una inmejorable ocasión para ampliar el catálogo de edificios protegidos, pero también para buscar soluciones que faciliten su recuperación», asevera la concejala de Unidas Podemos.

Antiguo barrio de Miraflores

Yaiza Gorrín pide además conocer si continúan las negociaciones que el anterior gobierno emprendió con unos promotores para salvar edificaciones históricas en Miraflores, un paso que dieron CC y PP tras las quejas de asociaciones culturales ciudadanas, de las que entoces se hizo eco Izquierda Unida, integrante de Unidas Podemos en este mandato, y de la postura firme del Cabildo al rechazar su demolición.

Las discrepancias con el Cabildo, en el caso del antiguo barrio de Miraflores, llegaron incluso a la jurisdicción contencioso-administrativa por un «inexplicable» recurso del Ayuntamiento, que «cuestionó lo jurídicamente incuestionable»: la facultad legal que tiene la Administración insular de suspender de forma cautelar obras de demolición de inmuebles que pudieran tener valores de patrimonio histórico preservables.

Unidas Podemos sostiene que «una capital de Canarias y de la provincia como Santa Cruz de Tenerife no puede demorar más la recuperación de sus cascos históricos, por lo que deben aplicarse de manera simultánea todas las medidas necesarias para su rehabilitación, repoblamiento y reactivación económica, aprobando cuanto antes los planes especiales de protección de los tres conjuntos históricos de la ciudad  -sin olvidar tampoco a Taganana- y dotando a estos barrios de los equipamientos, el transporte y los aparcamientos públicos que necesitan».

Más ayudas a la rehabilitación

En esta línea, Unidas Podemos cree necesario establecer líneas de ayudas a los propietarios con menos recursos económicos para cumplir con el deber de conservación de los inmuebles, al tiempo que evitar el fenómeno conocido como la «gentrificación», es decir, el abandono de la población original de los cascos históricos por procesos de rehabilitación que pueden disparar los costes de los alquileres y precios de los inmuebles y convertir los cascos históricos en espacios exclusivos para la clase más pudiente.

A día de hoy, denuncia la concejala de Unidas Podemos, «resulta difícil encontrar en España una capital provincial que haya descuidado tanto como esta sus centros más antiguos», porque «para CC y sus constructores favoritos es más importante derribar que conservar, en una política irresponsable que ha privado a Santa Cruz de Tenerife de oportunidades culturales y económicas, ya que ha ido en contra de la tendencia mundial de recuperar sus centros históricos como destacadas fuentes de  dinamización cultural y de creación de empleo».