Nuestra portavoz adjunta, Yaiza Gorrín, ha llevado a la Comisión de Control del Ayuntamiento santacrucero el preocupante bloqueo en que se encuentra el llamado IBI social del año 2018, la bonificación de este impuesto a las personas con menos recursos. La concejala expuso el problema que tienen quienes se les reconoció esta ayuda pero no la han recibido y ahora no pueden fraccionar el pago, al tiempo que reclamó una solución definitiva, así como flexibilizar los requisitos para que más personas se puedan beneficiar de esta medida de alivio fiscal.