La portavoz adjunta, Yaiza Gorrín, pide la comparecencia del actual concejal de Servicios tras conocer que la demora del anterior gobierno local en adjudicar el nuevo contrato -trámite que sí ha hecho el nuevo equipo gobernante- acarreó 1,8 millones de sanción a las arcas públicas y se dejaron de ahorrar 700.000 euros al año

La portavoz adjunta de Unidas Podemos (Podemos-Izquierda Unida-Equo), Yaiza Gorrín, ha mostrado su «estupefacción» ante las cifras que ha hecho públicas el gobierno municipal (PSOE-Cs) sobre el sobrecoste que ha tenido para los santacruceros la mala gestión del anterior equipo gobernante (en una área que estaba en manos de CC) con respecto al suministro de electricidad, ya que, según ha trascendido en la prensa, por no haber sacado antes a concurso el contrato se ha tenido que pagar un recargo o penalización que asciende a 1,8 millones de euros.

Para conocer los pormenores de este asunto y confirmar estas cifras, la concejala ha pedido la comparecencia del  concejal del Área de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos en la Comisión de Control prevista para este jueves 16 de enero

Para la edil, «resulta incomprensible que el Ayuntamiento haya tenido que abonar ese enorme sobrecargo por no hacer bien las cosas; y es totalmente reprochable que esa mala gestión del gobierno anterior la tengan que pagar las chicharreras y chicharreros con sus impuestos, tal y como está la situación para muchas familias que hacen un gran esfuerzo para afrontar el pago de sus obligaciones fiscales». «Nos parece una falta de respeto hacia esas personas y hacia las vecinas y vecinos en general el no destinar ese dinero a servicios necesarios para la ciudadanía», enfatiza Yaiza Gorrín.

Con su iniciativa ante la Comisión de Control, Unidas Podemos quiere que se informe de las  consecuencias económicas concretas para el Ayuntamiento de este asunto,  los importes mensuales y totales de los recargos o multas que ha debido afrontar el consistorio y los motivos por los que en el anterior mandato no se llevó a cabo el trámite para evitar perjuicios al erario municipal.

La concejala recuerda que la legislación vigente obliga a acudir a libre concurrencia del suministro eléctrico, toda vez que el sector de la energía está liberalizado desde 2007, por lo que el gobierno actual sacó a concurso este suministro, que anteriormente prestaba Endesa, y lo ha adjudicado a Gas Natural, lo que permitirá ahorrar 700.000 euros anuales durante dos años y además evitar 50.000 euros mensuales de sanción por el Ministerio de Industria en los últimos tres años por no existir el nuevo contrato vigente, según informó recientemente el propio Ayuntamiento en una nota de prensa.

Por ello, Yaiza Gorrín quiere conocer también los detalles del nuevo contrato con Gas Natural y el destino de los fondos que se ahorrarán con esta nueva adjudicación, en caso de que ya exista previsión en ese sentido.