Yaiza Gorrín muestra su «sorpresa» tras escuchar de boca de Evelyn Alonso, edil de Medio Ambiente, que los 88 paneles solares nunca han estado operativos y se va a reiniciar el expediente

La instalación energética fue presentada a bombo y platillo en el verano de 2015 por responsables municipales del PP en los medios de comunicación

UP repara en las «contradicciones y falta de transparencia», pues en el pasado no se respondió al sindicato SEPCA a sus solicitudes de información sobre esta instalación y en prensa el Ayuntamiento aseguró en 2018 que sí estaba funcionando

Yaiza Gorrín, concejala de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemo-Equo), denuncia que los 88 paneles solares instalados en 2015 en las oficinas municipales de Ofra con una inversión de 50.000 euros nunca han llegado a funcionar a pesar de que en julio de ese año el gobierno municipal presentó esa instalación ante los medios de comunicación y de que en 2018, antes  las sospechas del SEPCA de que no estaba operativa, desde el Ayuntamiento (gobernado por CC y PP también entonces) se aseguró a la prensa que sí estaba funcionando, pero oficialmente se dio la callada por respuesta a dicho sindicato.

Gorrín subrayó que, cuanto menos, «estamos ante un caso de oscurantismo y manifiesta incompetencia durante años», en una iniciativa que partió de la Concejalía de Accesibilidad, Medio Ambiente y Sanidad, cuando estaba al frente de estas áreas el concejal del PP Carlos Correa, a quien acompañó en su presentación la en ese mandato primera teniente de alcalde, Zaida González, también del PP.

La concejala de Unidas Podemos hace estas declaraciones una vez que ha escuchado por boca de la responsable de Medio Ambiente actual, Evelyn Alonso, en la reciente Comisión de Control, que estos paneles fotovoltaicos nunca han podido entrar en servicio.

No fue hasta marzo de 2017 cuando obtuvo autorización de la Consejería de Industria del Gobierno canario y después, según la respuesta de Alonso, se le tuvo que aplicar el Real Decreto Ley 15/2018, y surgieron diferencias entre la empresa distribuidora, Endesa, y la comercializadora, Naturgy. Alonso añadió en su respuesta oral que los técnicos municipales han decidido empezar de cero el expediente para realizar de nuevo las contrataciones.

Así las cosas, Gorrín asegura que existen «muchas circunstancias extrañas  y contradicciones en torno a este asunto, pues en años pasados nunca se respondió al sindicato Septca cuál era la situación de esta planta fotovoltaica, y en la prensa se aseguró en 2018 que sí estaba funcionando esa instalación; pero, sorprendentemente, hoy sabemos que alguien no dijo la verdad entonces para  que la opinión pública no supiera la chapucera gestión de este expediente con dinero público y se diera cuenta de las vendidas de humo del gobierno municipal».

Por otra parte, Gorrín se queja de que Alonso no respondió a su pregunta de si existía algún contrato o gasto de mantenimiento de estas placas solares nunca usadas, y tampoco dio una respuesta satisfactoria a la cuestión de si se ha seguido invirtiendo en paneles fotovoltaicos para otras sedes municipales, pues así lo anunció el Ayuntamiento en 2017.