La concejala Yaiza Gorrín destaca que el acuerdo del Pleno municipal abre la vía a preservar en el nuevo Plan General de Ordenación el paisaje entre la TF-1 y el mar para hacer viable la iniciativa que defiende la Asociación Luis Celso

El representante de este colectivo Ezequiel Herrera defendió ante el Pleno proteger un entorno que atesora grabados guanches en el barranco de El Muerto, un tabaibal cardonal, antiguos bancales agrícolas, cuevas, un acantilado con playas, y que el futuro parque atraiga visitantes con los que crear trabajo para los desempleados de la zona

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha aprobado una moción de Unidas Podemos (Podemos-Izquierda Unida-Equo) para crear un parque arqueológico, etnográfico y natural, visitable, en el barranco de El Muerto y su entorno, situado junto al barrio de Añaza, una iniciativa  por la que lleva años luchando la Asociación Luis Celso Guadalupe, que lleva el nombre del recordado líder vecinal.

La concejala de Unidas Podemos Yaiza Gorrín explica que el  acuerdo adoptado por unanimidad el pasado viernes supone un importante espaldarazo a este interesante proyecto de iniciativa ciudadana, al que no se le había dado el respaldo institucional necesario; pero ahora se ha aprobado el compromiso de la corporación municipal para preservar en la revisión del Plan General de Ordenación el suelo necesario para hacer viable este parque».

En concreto, y según el texto de la moción aprobada, se trata de tomar las medidas precisas para que no se urbanice un espacio continuo entre la TF1 y el mar, y  la urbanización actual de Añaza y los terrenos situados al sur de Hoya Fría y de Las Hespérides, caracterizado por un tabaibal-cardonal con bancales de antiguas fincas agrícolas.

El barranco de El Muerto, expone Yaiza Gorrín, contiene un yacimiento arqueológico ya declarado Bien de Interés Cultural (BIC), con grabados guanches, por lo que el Pleno municipal insta también a tomar medidas para su protección real contra actos vandálicos. Aunque este ámbito arqueológico solo sería una parte del futuro parque, aclara la edil.

En este sentido, también se pide al gobierno municipal que colabore con el Cabildo de Tenerife en la elaboración del protocolo de actuación para el control y vigilancia policial del Patrimonio Cultural de Canarias, que está llevando a cabo con el Gobierno estatal.

En vistas de la posible existencia de más restos aborígenes, con el  acuerdo también se  insta a las Administraciones competentes a realizar estudios de carácter arqueológico y/o etnográfico de la totalidad de este paraje.

Igualmente se pide al Cabildo de Tenerife que retome la creación de una mesa de trabajo con los agentes sociales y educativos para su participación en el proceso de rehabilitación paisajística y recuperación del patrimonio de esta zona y realizarlo con la brevedad posible.

En la sesión plenaria intervino, en representación de la Asociación Luis Celso Ezequiel Herrera, graduado en Historia del Arte, quien reivindicó  la importancia se conservar la que sería única franja del área metropolitana sin urbanizar entre la autopista del Sur y el mar. Y defendió que con los visitantes que reciba el parque, atraídos por el atractivo de sus valores medioambientales, arqueológicos y etnográficos, se podría generar trabajo para desempleados del distrito Suroeste, una zona necesitada de acciones de integración sociolaboral.