Yaiza Gorrín presenta una moción al Pleno municipal para elaborar un censo de viviendas vacías y aplicar un plan en el que el Ayuntamiento sirva de garante entre las personas propietarias y las familias inquilinas en situación de vulnerabilidad socioeconómica

La concejala recuerda la urgencia de una iniciativa de este tipo debido a que el paro supera el 24% en la ciudad y este año 6.000 familias más han necesitado la ayuda de los servicios sociales municipales

La edil pone de ejemplo el plan que se aplica en La Laguna: el Consistorio asume el pago del alquiler a la persona propietaria durante un año, así como otros gastos, e incluso con la posibilidad de adelantar hasta cinco meses de alquiler junto a la fianza

La concejala Yaiza Gorrín Rodríguez, de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemos-Equo) propone un Plan de Rescate de Vivienda Vacía en Santa Cruz de Tenerife, que incluya, como fase previa, un censo de inmuebles desocupados, para aumentar el número de viviendas en alquiler social, facilitando así el acceso a un hogar a las miles de personas que en el municipio tienen dificultades para satisfacer este derecho recogido en la Constitución.

Así lo defenderá también la edil este viernes en el Pleno del Ayuntamiento chicharrero, a través de una moción que ha presentado, para dar respuesta al clamor social por soluciones a este problema.

El plan consistiría, como ya se ha hecho en el Ayuntamiento de La Laguna, en que el Consistorio asume el pago del alquiler a la persona propietaria durante un año, así como otros gastos como la luz, el agua o la fianza. Incluso se recoge la posibilidad de adelantar el pago de hasta cinco meses de alquiler junto a la fianza, como medida de garantía para arrendadoras y arrendadores.

Esta iniciativa resulta urgente, según la concejala, “ante el desolador panorama socioeconómico resultado de la crisis del covid-19 y de los ya preocupantes datos de pobreza y riesgo de exclusión social que había en la ciudad antes de la pandemia, a lo que une la escasez de vivienda a precios asequibles que Santa Cruz arrastra desde hace décadas”. En la actualidad, el porcentaje de desempleo en la capital asciende al 24,12% (dato de septiembre pasado) y 6.000 familias han solicitado por primera vez ayuda al Instituto Municipal de Atención Social (IMAS).

“En la actual situación, no es arriesgado asegurar que cada vez será mayor el número de personas que tendrá serias dificultades a la hora de encontrar una casa en la que puedan permitirse vivir, o de pagar el alquiler o hipoteca de la que ya habiten”, argumenta la concejala de Unidas Podemos.

Según el Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, el Archipiélago es la región española que registra un mayor número de hogares que viven en régimen de alquiler, con un 34,5%, frente al 23,9% en el conjunto del Estado.

Por tanto, y según este plan, “resulta necesario fomentar el acceso en alquiler a la vivienda en la medida que, por un lado, se trata de una modalidad cada vez más demandada por la sociedad y, por otro lado, da una respuesta a corto plazo a la necesidad de vivienda», garantizando además una cuantía de renta acorde a la capacidad adquisitiva de los colectivos más vulnerables.

Para ello, expone Gorrín, “el Ayuntamiento cuenta con una empresa municipal de viviendas y que ya ofrece ayudas al alquiler a las familias que las necesitan, pero que debería dar un paso más y promover otras alternativas que ayuden a solucionar este grave problema, aunque sea de manera temporal, para que el número de personas que puedan acceder a este bien de primera necesidad sea el máximo posible”.

Una de esas alternativas, apunta la concejala, puede ser la que defiende en su moción: la puesta en marcha de un Plan de Rescate de Vivienda Vacía, tal y como ha hecho en el Ayuntamiento de La Laguna a través de su sociedad municipal Muvisa.

En la moción se pone de relieve que, según los datos recogidos por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado español (EAPN-ES), en Canarias la pobreza severa creció un 49% en 2020 y afecta ya a 373.665 personas, el 16,5% de la población total del archipiélago. Por otra parte, el XI Informe del Estado de la Pobreza refleja que en Canarias señala que el 36,3% de la población se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión social (hogares que viven con menos de 680 euros al mes) en el año 2020, unas 810.900 personas, 37.900 más que en 2019.