Yaiza Gorrín ve «desconcertante, cruel y trasnochada» la amenaza del edil de Sanidad de sacrificar a los felinos en espacios urbanos por considerarlos «un capricho» de animalistas

La portavoz adjunta de UP defiende controlar la población de gatos con su esterilización y cree «preocupante» que quien debe velar por los derechos de los animales se aparte de los «avances éticos y legislativos» sobre esta materia

Yaiza Gorrín, portavoz adjunta de Unidas Podemos (Podemos-Izquierda Unida-Equo), lamenta la «falta de sensibilidad» del primer teniente de alcalde y concejal de Sanidad de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra (PP), al haber planteado en una reunión con colectivos animalistas que si el Ayuntamiento debe hacerse responsable de colonias de gatos urbanas, los sacrificará a todos, porque además, para el edil, son solo «un capricho» de amantes de los animales.

A juicio de la concejala, la actitud «trasnochada» de Díaz Guerra «demuestra una decepcionante ausencia de empatía tanto con los animales, que son seres sintientes, no cosas,  como con las personas que los cuidan, y parece propia de alguien se ha quedado atrás en todos los avances éticos y legislativos que se han producido en nuestra sociedad en esta materia».

Unos cambios normativos que son reflejo de cambios en las convicciones de una creciente parte de la sociedad,  de los que además toma nota el Gobierno estatal, que, a través de la Dirección General de los Derechos de los Animales, con la participación de asociaciones animalistas, está elaborando una nueva Ley de Protección de los Animales que, entre otros objetivos, se propone como objetivo el sacrificio cero.

En este contexto, la “drástica” propuesta de Díaz Guerra, en palabras de la concejala, «pertenece ya a las crueldades que deben ser pasado, porque hoy en día se defiende el control de estas colonias mediante el llamado método CER, es decir, capturar, esterilizar y retornar, de modo que estos animales ya no se reproducirán, con lo que se logra de manera ética e inteligente reducir su población sin la barbarie de matarlos».

La edil de Unidas Podemos recuerda además que el Ministerio de Sanidad, en el pasado estado de alarma por la pandemia, cuando se limitó la libertad de circulación, permitió que miembros de entidades acreditadas pudieran desplazarse para alimentar a colonias felinas que habitan en espacios públicos urbanos.

Para Yaiza Gorrín, por mucho que Díaz Guerra tratara ahora de reconducir sus afirmaciones  ante la polémica que han generado, su «amenaza a los animalistas de sacrificar a los gatos» como única alternativa resulta «de una crueldad desconcertante y muy preocupante» tratándose precisamente de quien, «por lo que parece, sin él mismo tenerlo claro», es el responsable de velar por los derechos de los animales en Santa Cruz de Tenerife.