El portavoz de la alianza de izquierdas critica que en algunas empresas informativas no se da voz nunca a  Unidas Podemos y lamenta el «sabotaje» de muchos medios que solo dan la versión del alcalde

A juicio de Trujillo, este veto a la tercera fuerza política constituye un «hecho muy grave» porque determinados empresarios de la comunicación están vulnerando el derecho constitucional a la información

El edil revela que hay periodistas a quienes sus empresas han apartado de cubrir la información de Santa Cruz por haber cumplido con su función profesional de dar la versión de Unidas Podemos

Ramón Trujillo, portavoz de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemos-Equo) en Santa Cruz de Tenerife, denuncia el «sabotaje» y el «veto» a su grupo político en muchos medios de comunicación para que los ciudadanos y ciudadanas no conozcan sus denuncias sobre la gestión del gobierno local (CC-PP) y se queden solo con una versión parcial de los hechos.

Un intento de «silenciar» a Unidas Podemos que, según el concejal, vulnera el derecho constitucional a la información, que no solo es el de los medios de darla sino el de la ciudadanía a recibirla, para poder formarse una opinión de la realidad.

En declaraciones a los informativos de Radio Nacional de España en Canarias, emitidas este viernes,  se queja el edil de que traten de «borrar» estas empresas informativas «a la tercer fuerza política del Ayuntamiento», un hecho «muy grave», porque «los medios de comunicación son el espacio donde se materializa ese derecho constitucional a la información».

Puso dos ejemplos recientes de asuntos que se intentan acallar mediáticamente: que en la contratación de Juan Luis Guerra para el Carnaval 2019 el propio oficial mayor del Ayuntamiento observó hasta tres motivos de nulidad, y que en el caso del cantante Sebastián Yatra, contratado para el Carnaval 2018 pero que no actuó, fue la propia asesoría jurídica municipal la que recomendó denunciarlo en la Fiscalía además de recordar la obligación de los cargos públicos de hacerlo cuando tienen indicios de posibles ilegalidades. Trujillo pone de relieve además que se pagaron 215.000 euros del concierto del cantante dominicano sin que se aportaran las facturas, que aún no han aparecido, a pesar de que era un requisito obligatorio.

«Y sin embargo, muchos medios de comunicación solo han ofrecido la versión del alcalde diciendo que debemos pedir perdón porque la Fiscalía haya archivado estas denuncias», lamenta el portavoz de Unidas Podemos, quien insiste en que si esas facturas siguen sin aportarse, esta vez denunciará el caso directamente en un Juzgado.

«Pedir perdón nosotros, ni en broma; son ellos lo que deben disculparse por la impresentable y vergonzante mala gestión de estos expedientes que deben ser revisados de oficio, con nulidad de pleno derecho y contrataciones a dedo», insiste el edil de la alianza de izquierdas.

Por ello, Trujillo afirma que a veces tiene la sensación de que sus «adversarios políticos no son CC ni el PP», porque estos partidos no tienen capacidad de impedir que Unidas Podemos exprese sus opiniones y propuestas, «sino determinados empresarios de  la comunicación».

Castigo a los periodistas que actúan con profesionalidad

Y aquí hace la salvedad de que no se refiere a los trabajadores y trabajadoras de la información, «pues tenemos muy buenos y muy buenas periodistas en Canarias», sino a los propietarios de esas empresas que deciden «quién sale y quién no sale, a quién se promociona, y a quién se silencia».

Es más, Trujillo revela que algún periodista le ha confesado que se le ha apartado de cubrir la información de Santa Cruz por haber cumplido con su función profesional de recabar la versión de los grupos municipales de izquierda, frente a la directriz de «silenciarnos para beneficiar a CC y PP».

«No sé si aquí ocurre como el caso de Cristina Cifuentes, que le regalaron el máster sin ella saberlo y nos silencian aquí sin saberlo CC y PP», ironizó.

A juicio del portavoz municipal «lo que no puede ser es que esos medios de comunicación se presenten como actores neutrales, que escuchemos en tertulias que son los garantes de la democracia, cuando realmente están siendo los corresponsables de un gran déficit democrático, de una gran vulneración de la democracia».

Una actitud que campa a sus anchas, según Trujillo porque «en Canarias los políticos están acostumbrados a la sumisión, a convertirse en medianeros de poderes empresariales que a veces tienen como brazo armado a empresas de comunicación». «Pero con nosotros se han equivocado, no somos ni seremos medianeros de nadie», advierte, tajante, el edil.

Tras estas reflexiones, anunció que en estas condiciones no le queda más remedio a Unidas Podemos que constituir su propio medio de comunicación en al ámbito municipal «para evitar que nos asfixien transmitiendo la idea de que no existimos, ni hacemos nada, ni estamos ahí».

Para dejar claro su respeto a los y las profesionales de la comunicación que intentan hacer su trabajo conforme a la deontología profesional, aboga por «blindarles»  frente a esos intereses  de las empresas de poner un altavoz a unos y quitárselo a otros de manera arbitraria.