La portavoz adjunta del grupo municipal Unidas Podemos, Yaiza Gorrín, manifestó en la Comisión de Control celebrada este jueves 16 de enero el firme apoyo de Unidas Podemos a que se amplíe el catálogo de inmuebles patrimonio histórico, dentro del proceso de elaboración del nuevo catálogo municipal de inmuebles protegidos, ante la clamorosa ausencia de cientos de inmuebles con valores patrimoniales cuya preservación vienen reclamando los funcionarios del Cabildo de Tenerife desde el año 2006.

Gorrín intervino en una comparecencia solicitada por el PP, partido que, cuanto en el pasado mandato gestionaba el área de Urbanismo, se jactó de haber derribado los inmuebles en el antiguo barrio de Miraflores cuya conservación reclamaba el Cabildo y también asociaciones ciudadanas.

La concejala de Unidas Podemos recordó que, avanzado ya el pasado mandato, la presión social y política ( se llegó a advertir con una denuncia en la Fiscalía) obró el milagro: CC y PP decidieron cambiar de posición y aceptar que en el Catálogo de Protección que nos dejó en herencia Miguel Zerolo había clamorosas y sospechosas omisiones.

«Patrimonio Histórico es en otros lugar sinónimo de cultura y de empleo, aquí es sinónimo de abandono y destrucción», lamentó la edil.

Unidas Podemos defiende también que se active el consejo municipal de patrimonio histórico, a duras penas creado al final del pasado mandato, para que se pronuncie sobre este asunto y cuya composición, a juicio de la concejala, debería ser más plural, independiente, representativa y con participación social.

Terminó diciendo que «es una vergüenza que seamos cocapital de Canarias y tengamos El Toscal y el Antiguo Santa Cruz, así como numerosos inmuebles históricos, en tan calamitoso estado, mientras el mundo hace décadas que recupera sus centros históricos para crear empleo».