La concejala de Unidas Podemoes Yaiza Gorrín ha defendido en la Comisión de Control que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife destine los recursos necesarios para prevenir el aumento de desahucios sin alternativa habitacional y que se dé alojamientos alternativos a las personas sin hogar tras el cierre de los habilitados en el pabellón Pancho Camurria, incluyendo a personas migrantes.

Gorrín recordó que hasta el 9 de mayo continúa el estado de alarma y que desde las 22 horas no se puede estar en la calle. Aunque también reiteró la necesidad de que, después de esa fecha, entre todas las administraciones públicas se dé también una decidida respuesta al fenómeno del sinhogarismo con el objetivo de que nadie tenga que dormir en las calles de la ciudad y todos y todas tengan un techo digno.