La concejala de Unidas Podemos se muestra «orgullosa» de haber contribuido al fin de 40 años de CC y se compromete a trabajar «para que el cambio político se note cada vez y a mejor»

Yaiza Gorrín es la portavoz adjunta de Unidas Podemos (Podemos-Izquierda Unida-Equo) en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Diplomada en Ciencias Empresariales, en la actualidad trabaja como administrativa en la Universidad de La Laguna. En 2015 decidió dar el paso de entrar en política porque estaba «cansada «de quejarse de la situación que vivía la mayoría social de este país, «sin tener esperanza de que cambiara»,  y de no sentirse representada con ninguna de las formaciones políticas existentes hasta que surgió Podemos, de la que es secretaria general en el municipio.

Se muestra «orgullosa» de que haber contribuido al cambio político en Santa Cruz y tiene claro que Unidas Podemos debe» seguir siendo parte del cambio positivo que está aún por hacerse realidad en el municipio», una vez que han quedado detrás los 40 años de CC en el poder.

Para ello, esta confluencia «aportará propuestas para ese cambio sea cada vez real  y se note en las condiciones de vida de la población chicharrera y hará que el Ayuntamiento sea mucho más accesible para la ciudadanía de lo que ha sido hasta ahora». «Somos una herramienta de comunicación entre las vecinas y vecinos de Santa Cruz y el Ayuntamiento», subraya la edil. «Desde nuestra posición trabajaremos para que ese cambio sea cada vez mejor y se note cada vez más», apostilla.

Con el entusiasmo y la valentía que caracteriza a este grupo político, Yaiza Gorrín señala que «Unidas Podemos quiere  hacer visible todo aquello que no han querido que se vea durante los últimos 40 años, que la gente participe en la toma de decisiones, que se prioricen las políticas que ponen a las personas en el centro y que de verdad tengamos una ciudad  que pueda disfrutarse, independientemente de la zona en la que vivamos y de la edad que tengamos».

Pobreza y exclusión, herencia de CC

El reto para mejorar el municipio es grande.  Desde su punto de vista, «el principal problema es la desigualdad social, desde la falta de soluciones a las familias en riesgo de exclusión o que viven bajo el umbral de la pobreza, que se parchean con ayudas pero no miran hacia la raíz del problema, hasta el abandono total y absoluto que han sufrido los barrios de nuestra ciudad que no se encuentran en la zona céntrica, tanto a nivel servicios como cultural y deportivo».

Esta denunciable realidad, subraya la concejala, «es consecuencia de las políticas llevadas a cabo por Coalición Canaria, que durante 40 años y con diversos nombres, ha tenido siempre el poder de hacer y deshacer a su antojo, entre otros motivos, porque a las personas que no hemos tenido relación con el mundo de la política nunca, es decir, la mayoría, nos resulta muy complicado entender el funcionamiento de las instituciones, seguirle el ritmo para poder aportar mediante la participación ciudadana, y porque supone un esfuerzo enorme dedicarle tiempo a estas cuestiones cuando tienes que trabajar y atender a menores o mayores dependientes».

Trabajo responsable contra las mentiras de la derecha 

Sabe que contra Unidas Podemos la propaganda de la derecha con prejuicios y mentiras es muy insistente, por eso da la gracias a las personas «valientes y sin miedo al cambio» que con su voto han confiado en esta confluencia para que les represente en el Ayuntamiento. Y confía en que el trabajo responsable del grupo municipal convenza cada vez a más personas de que, «si bien  el miedo al cambio lo padecemos todas las personas por naturaleza, tenemos que pararnos a pensar si no será mejor enfrentarse a ese miedo y avanzar para tener un futuro digno, incluyendo la protección del planeta en el que vivimos, tomando decisiones de forma colectiva, o dejar que otras personas cuyas prioridades económicas pasan por encima de la vida, sean quienes lo hagan».

«Nos presentamos al Ayuntamiento para ser mensajeras y mensajeros de las vecinas y vecinos del municipio que defiendan los derechos humanos y de los animales y que crean que una sociedad más justa es posible», subraya Yaiza Gorrín.

Tanto queda por mejorar la complicada herencia dejada por la derecha que la ciudad, «nos centremos en el área que nos centremos, presenta serias deficiencias a nivel general (asuntos sociales, accesibilidad, movilidad, deporte, cultura,Patrimonio histórico ….), porque «en el pasado se han hecho las cosas sin basarse en un plan, sin un objetivo definido, sino más bien para ir saliendo del paso y parcheando, en lugar de solucionar problemas, y creo que ya es hora de que se tome por costumbre llevar acciones de forma eficiente, que ya hemos visto como se malgasta dinero público una y otra vez en las mismas cuestiones por no dedicar recursos  la búsqueda de soluciones eficaces, que en numerosas ocasiones podrían encontrarse en la sociedad civil organizada».